Luisa Valenzuela: “Adentrarse en el lenguaje es cabalgar las líneas de fuerza que surcan el universo”.Ver biografía completa

Lo extraordinario de las novelas de Valenzuela es que el origen de sus ficciones es la realidad más inmediata y palpable de la Argentina durante una década (1979-1989)

Carlos Fuentes

Los mejores escritores argentinos trabajan en la búsqueda y muchas veces el hallazgo de un difícil equilibrio del que siempre ha surgido la gran literatura. Luisa me parece un acabado ejemplo de lo que afirmo

Julio Cortázar

Los conmovedores cuentos de Luisa Valenzuela -parábolas realmente- son crípticos y poéticos. La autora conoce muy bien tanto la luz como la oscuridad

Valerie Gladstone

Luisa Valenzuela ha inventado un nuevo estilo de escritura: conciso, agudo, metafórico, fantástico y a veces profundo

Suzanne Rutta

Los cuentos de Luisa Valenzuela figuran entre los mejores que han surgido en América Latina en mucho tiempo. Su estilo es original

Gregory Rabassa

Recoge hechos en su momento inverosímiles, pero la historia ha demostrado con posterioridad que esta mujer es una verdadera visionaria

Guillermo Piro

Luisa Valenzuela juega con las palabras, las da vueltas; las entrelaza en redes sensuales. Las utiliza como armas, talismanes para alejar el peligro y nombrar lo inefable

The Village Voice

Su estilo es de una acuidad excepcional. Semejante a una pelota nueva de goma, pica, salta, rebota con tanta vivacidad que da gusto verlo actuar en los temas más diversos

Juan Filloy

Luisa Valenzuela pone la lengua sobre el tapete. Toda la carne en el asador. Se juega en lo dicho, juega con el decir. Jugoso es el sentido de su letra. En el susurro, en el silencio, en el grito

Silvia Hopenhayn

Los libros de Valenzuela se empeñan en proponer versiones diferentes, personales y muchas veces revulsivas de los conflictos, sueños y pesadillas de los habitantes de estas latitudes

Guillermo Saavedra

Entre los escritores que admiro a nivel internacional se encuentran Italo Calvino de Italia, Danilo Kis de Yugoslavia, George Konrad de Hungría y Luisa Valenzuela de Argentina

Susan Sontag

Los libros de Luisa Valenzuela son nuestro presente pero contienen también mucho de nuestro futuro; hay verdadero sol, verdadero amor, verdadera libertad en cada una de sus páginas

Julio Cortázar

Luisa Valenzuela es la heredera de la literatura latinoamericana. Usa una corona opulenta y barroca pero tiene los pies desnudos

Carlos Fuentes
Su obra

Luisa Valenzuela escribió a los 17 años su primer cuento, “Ciudad ajena”, publicado luego en la revista literaria Ficción bajo el título “Ese canto”. Desde entonces no ha dejado de escribir. Sus más de 30 libros han sido traducidos y ampliamente estudiados en todo el mundo, y sus cuentos y ensayos aparecen en innumerables antologías internacionales.

La lista de sus novelas incluye: Hay que sonreír (primera edición: Buenos Aires, 1966) escrita durante su residencia en Francia y premiada por el Fondo Nacional de las Artes, a la que siguió El Gato Eficaz (primera edición: México, 1972), desarrollada en el International Writing Program de la Universidad de Iowa, tras obtener la beca Fulbright. Como en la Guerra (primera edición: Buenos Aires, 1977), en cambio, fue ideada entre Barcelona y Buenos Aires, y Cola de Lagartija (primera edición: Buenos Aires, 1983) en México, a partir de la beca Guggeheim. Luego llegó Novela negra con argentinos (primera edición: Barcelona, 1990. Última reedición: Buenos Aires, 2016) que recibió el premio Plaza y Janés y fue publicada en ocho países, al igual que Realidad Nacional desde la cama (primera edición: Buenos Aires, 1990), escrita al regresar a su ciudad natal luego de 10 años de permanencia en Nueva York.

La Travesía (primera edición: Buenos Aires, 2001), a la inversa, fue escrita en Argentina pero transcurre en Nueva York, y fue coeditada en México por la Universidad del Claustro de Sor Juana. Su siguiente novela, El Mañana (primera edición: Buenos Aires, 2010), fue desarrollada a lo largo de siete años, mientras que Cuidado con el Tigre, escrita por entero en 1967, fue editada recién en 2011. La máscara sarda, el profundo secreto de Perón, la última de sus novelas, fue plasmada en papel a la vuelta de su paso por Cerdeña y publicada en simultáneo en México y Argentina, en el año 2012.

Varias de estas obras integran además antologías y volúmenes mixtos, como Antología personal (Buenos Aires, 1998), El placer rebelde (Buenos Aires/México, 2003, prólogo y selección de Guillermo Saavedra) y Trilogía de los bajos fondos (México, 2004, prólogo de Guillermo Piro).

Valenzuela es autora también de una gran cantidad de libros de cuentos, entre ellos: Los Heréticos (primera edición: Buenos Aires, 1967), escrito en Francia y Argentina; Aquí pasan cosas raras (primera edición: Buenos Aires, 1976), creado al retorno de Europa y reeditado seis veces en el país; Libro que no muerde (primera edición: México, 1980), publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México; Cambio de Armas (primera edición: Hanover, 1982), traducido a siete idiomas y publicado en once países, apareció en Argentina recién en el año 2004; Donde viven las águilas (primera edición: Buenos Aires, 1983) y Simetrías (primera edición: Buenos Aires, 1993), escrito entre Nueva York y Buenos Aires.

En 2008 publicó en España otras tres antologías de cuentos: Tres por cinco (editado dos años después también en Buenos Aires) y Generosos inconvenientes y Juego de Villanos (selección y prólogo de Francisca Noguerol Jiménez). A continuación aparecieron las ediciones de arte ABC de las microfábulas, ilustradas por Rufino de Mingo en  España (2009) y Lorenzo Amengual en Argentina (2011), y los volúmenes de microrrelatos, Zoorpresas zoológicas (Buenos Aires, 2013), Zoorpresas y demás microfábulas (Lima, 2013) y Conversación con las máscaras (Lima, 2016). Sus cuentos y microrrelatos fueron reunidos además en Cuentos completos y uno más (México, 1999, reeditado en 2006 por el Ministerio de Educación de la Nación Argentina) y en Brevs, microrrelatos completos hasta hoy (Buenos Aires, 2004).

Como ensayista ha publicado numerosas obras, entre las que pueden mencionarse: Peligrosas Palabras (Buenos Aires, 2001), Escritura y Secreto (México, 2002. Cuadernos de la Cátedra Alfonso Reyes del Instituto Tecnológico de Monterrey); Los deseos oscuros y los otros, cuadernos de New York (Buenos Aires, 2002); Lecciones de arte, el Entusiasmo (México, 2014, editado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación); Cortázar-Fuentes, Entrecruzamientos (México/Buenos Aires: 2014) y Diario de máscaras (Buenos Aires, 2014), escrito después de uno de sus múltiples viajes por el mundo.

Suscríbase

Reciba todas las novedades sobre la autora en su casilla de correo.