Prensa

Más vivos que suicidados

El Cohete a la Luna | Domingo 20 de febrero de 2022

La muerte del fiscal Nisman, sin nombrarlo, da pie a Luisa Valenzuela a una novela polimorfa.

Crimen, investigador, pistas falsas, sospechosos, expectativa y misterio, revelación final, suelen ser los ingredientes por los que se reconoce al género policial. Nunca, necesariamente los únicos. Tampoco la aparición de tales características implica el forzoso encasillamiento en esa especificidad. En estos tiempos explosivos de las clasificaciones tradicionales destinadas a góndolas y contratapas, parece preferible remitirse a las tramas, el estilo y la trayectoria autoral. Con abrir el libro en cualquier página y leer un par de párrafos suele ser suficiente.

"Fiscal muere" y "La mirada horizontal", dos libros de Luisa Valenzuela

RADAR Libros | Domingo 23 de enero de 2022

A los 17 años se inició en el periodismo, y a los 20 fue corresponsal de medios argentinos en Francia. Hizo célebres entrevistas -a Martín Karadagian, Nicolino Locche, Susan Sontag, Erica Jong-, crónicas y retratos muy cercanos a la literatura. Y, por supuesto, se hizo escritora. Estas dos facetas de Luisa Valenzuela aparecen con nitidez y fuerza en sus dos últimos libros publicados en simultáneo: la novela Fiscal muere (Interzona) y la recopilación de textos periodísticos La mirada horizontal (Marea). En esta entrevista Valenzuela explica las semejanzas y diferencias entre las dos miradas (a la literatura la considera la mirada vertical), explica la génesis de la novela inspirada en la muerte del fiscal Nisman y recuerda su recorrido en el periodismo, un oficio que a decir verdad, jamás la soltó.

Luis Valenzuela se hizo periodista a los 17 años porque no sabía qué carrera elegir. Tenía en claro qué quería hacer: “meterse en todos los mundos sin comprometerse demasiado en ninguno”, según anotó en un antiguo currículum. Y lo de “hacerse” resultó literal, porque a esa edad escribió sus primeras notas, a los 20 ya fue corresponsal de medios argentinos en Francia, a su regreso a Buenos Aires se incorporó a una redacción y al cabo del tiempo configuró una producción que se recorta con un perfil propio y hasta ahora desconocido dentro de su obra. La mirada horizontal redescubre esa dimensión a través de una selección de más de cincuenta artículos, entrevistas, columnas y crónicas de viaje.

Compilado ý prologado por Marianella Colette, La mirada horizontal sorprende por la diversidad de inquietudes, las aproximaciones inesperadas a personajes y lugares, las hojas de ruta que definen un camino singular. “Y me salta a la memoria la vieja pregunta despectiva: ¿Sos o te hacés?, dándome a entender que además de hacerme periodista, quizá siempre lo fui gracias a mi insaciable curiosidad y mi ecléctica y desorganizada sed de conocimiento”, escribe Valenzuela en “Ser periodista”, la introducción al libro publicado por Marea.

Cruce de miradas: Luisa Valenzuela, el periodismo y la literatura

Clarín | Martes 7 de diciembre 2021

Acaban de publicarse “La mirada horizontal”, con su obra periodística, y “Fiscal muere”, una ficción sobre la muerte de un fiscal.

“Puedo moverme de un plano al otro, intentando no mezclar la mirada horizontal de la periodista con la mirada vertical, en profundidad, de la escritora”, escribe Luisa Valenzuela en la introducción del libro La mirada horizontal, que reúne una parte de su producción periodística. De eso se trata: de explorar no solo la mirada horizontal de esta autora, sino también la vertical.

Luisa Valenzuela: "Con Nisman quisieron voltear al Gobierno"

El Destape | Viernes 12 de Noviembre 2021

En diálogo con El Destape, la periodista y escritora Luisa Valenzuela adelantó sus dos últimos lanzamientos editoriales: la novela Fiscal muere (interZona), un policial trepidante que explora el caso Nisman, y La mirada horizontal (Marea Editorial), una recopilación de crónicas y perfiles periodísticos de su autoría.

"Fiscal muere", el policial de Luisa Valenzuela, por Interzona

Clarín | Domingo 28 septiembre 2021

Consagrada a indagar en la palabra y el origen de las historias, a lo largo de una insigne carrera dedicada a la ficción, el ensayo y el periodismo, Luisa Valenzuela escribe una novela en la que las vidas de sus dos protagonistas confluyen: la unión y el amor de estos personajes develará la trama conspirativa de un suceso que conmovió a un país entero y que lo transformó por completo, y que además pone las vidas de sus personajes en peligro.

Se llama Fiscal muere, y lo publica Interzona. Hacia el final del enigma, claro, una sorpresa…¿Cuál es la verdadera trama de esa muerte? Una ficción con resonancias actuales, que seguramente va a dar que hablar.

Durante su carrera, Luisa Valenzuela publicó más de 30 títulos entre novelas, volúmenes de cuentos y de microrrelatos, y ensayos. Su pasión por la escritura y su obra literaria son reconocidas en el mundo entero, pero su ejercicio del periodismo no ha sido tan visitado. Y en sus últimos lanzamientos -la novela Fiscal muere, un policial trepidante que explora el caso Nisman, y La mirada horizontal, una recopilación de crónicas y perfiles periodísticos de su autoría– convive el espíritu inquieto de la escritora y periodista. En diálogo con El Destape, Valenzuela adelantó sus últimos trabajos editados por interZona Marea Editorial.

– Es la primera novela policial que leo con la pandemia como escenario. ¿Cómo fue tu experiencia de escribir en cuarentena?

Te confieso que durante todo el 2020 estuve escribiendo otro libro. Venía algo golpeada y saliendo de una meningitis, otra pandemia que me agarré en 2010, que me dejó con dificultades para escribir. Cuando volví al ruedo, escribí bastante. Reflexiones, pequeños cuentos. Es curioso porque en el 2010 me agarró un espíritu poético y en el 2020, durante este tiempo de horror y muerte, viré hacía lo lúdico y patafísico. Ahí completé Interior día, interior noche, libro que originalmente iba a publicar, hasta que me cayó un rayo con la historia de Fiscal muere. En el libro la pandemia está muy presente.

– Y también los hechos sociopolíticos de una Argentina reciente

Sí, claro. Pero mientras escribía no pensaba en eso. Mientras que el periodismo responde a la mirada horizontal de los hechos, en la literatura prima la verticalidad: en Fiscal muere hubo un cruce entre ambas.

– Masachesi, el protagonista de Fiscal muere, no responde a la imagen que tenemos de las fuerzas de seguridad. ¿Qué te gusta del personaje?

Es asombroso haber creado un policía al que le gusta la escritura. Es alguien muy Sui Generis, ¡quería estudiar Literatura! Por ese perfil lo terminan rajando de las fuerzas. Es un ser cristalino que, de alguna manera, reivindica la transparencia –cosa que está bastante manoseada- con sus fuertes ideales de justicia. Masachesi resuelve el enigma de esta muerte confusa por cierto, que es bastante clara para mí y muchos de los que somos más sensatos.

– La muerte de Nisman.

Un lawfare de pura cepa, una muerte totalmente aprovechada para intentar voltear al Gobierno y generar un circo mediático. Quiero que, a través de la novela, la gente pueda reflexionar a fondo este caso.